Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El futbolista que el Real Madrid quería fichar pero se suicidó por una infidelidad

El jugador de fútbol Mirko Saric tomó su propia vida el 4 de abril de 2000 en una habitación de la planta alta de la residencia ubicada en Fabre 1241, en el barrio de Flores. En ese momento, las razones detrás de esta trágica decisión por parte del jugador de San Lorenzo eran desconocidas, generando incertidumbre. Sin embargo, más tarde, la madre del joven de tan solo 21 años reveló que su hijo estaba enfrentando un período emocionalmente difícil.

¿QUIEN FUE MIRKO SARIC?

Mirko Saric nació el 6 de junio de 1978 en la Ciudad de Buenos Aires. Su camino en el fútbol comenzó en las categorías juveniles de San Lorenzo en 1987, y finalmente, el 22 de diciembre de 1996, tuvo su debut en el primer equipo. En ese memorable día, ingresó desde el banquillo en sustitución de Néstor Pipo Gorosito durante el partido en el que el Ciclón se enfrentó a Unión de Santa Fe, aunque lamentablemente perdió por 2 a 0.

Aunque hizo su debut bajo la dirección de Carlos Aimar, fue durante el período en el que Oscar Ruggeri fue el entrenador cuando Mirko Saric brilló con luz propia. Su rendimiento fue tan destacado que el Real Madrid llegó a presentar una oferta de 10 millones de dólares por su ficha.

En San Lorenzo, Mirko Saric dejó su huella en un total de 52 partidos oficiales, de los cuales 41 fueron en torneos organizados por la AFA y 11 en la Copa Mercosur. Su paso por el club quedó marcado por su talento y contribución al equipo.

Los Problemas Personales de Mirko

Con más de 50 partidos en la categoría principal y enfrentando una lesión persistente, los desafíos de Mirko estaban relacionados con otros aspectos. Además, su hermano Martín, quien también había surgido de las divisiones juveniles de San Lorenzo, ya no formaba parte del equipo.

Mirko mantenía una relación sentimental con una joven de su vecindario, aunque sus deseos de pasar más tiempo juntos se veían limitados por las concentraciones nocturnas requeridas por el club. La familia Saric albergaba dudas sobre la sinceridad de la chica, e incluso Martín, quien compartía amigos en común, la había visto en varias ocasiones en compañía de otros hombres. A pesar de las preocupaciones, la novia de Mirko quedó embarazada, llenándolo de felicidad debido a su creencia de que iba a convertirse en padre.

A pesar de haber asumido la paternidad desde el principio, finalmente, la familia logró persuadirlo para que se sometiera a una prueba de ADN. El resultado, que temían en casa, resultó ser negativo. «Mirko estaba feliz porque creía que había sido padre. La chica era del barrio y sabíamos cómo actuaba cuando él estaba concentrado… Ella tenía vínculos con varios jóvenes. Le sugerimos que se realizara un ADN porque yo deseaba saber si realmente era abuela. Nunca lo presionamos, porque, aunque el hijo no fuera de él, aún podía aceptarlo», compartió Ivana, la madre.

El 4 de abril de 2000, en la tarde, Ivana ingresó a la habitación de su hijo y lo descubrió sin vida, habiéndose ahorcado con las sábanas.

El suicidio de Saric se sumó a una serie de casos dolorosos que impactaron al fútbol argentino. Anteriormente, en 1994, Alberto Pedro Vivalda, ex arquero de River y Racing, también había tomado la misma trágica decisión. Un año antes que Mirko, el arquero Luis Ibarra se quitó la vida en un episodio aún más desgarrador, ya que previamente había cometido el asesinato de su esposa. Esta lista lamentable también incluye los nombres de Sergio Schulmeister, Fabián Madorrán, Mariano Gutiérrez y Santiago «el Morro».

Loading

COMPARTE ESTA NOTICIA:

Deja un comentario

Ir al contenido